domingo, 3 de abril de 2011

Dejando volar la imaginación en clase de Mates

3 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Espectacular. Me ha encantado.

Rudo Curtir dijo...

Es muy divertido plantearse los límites con dromedarios. Si se me hubiera ocurrido cuando hacía mis exámenes de Cálculo...

Monja Indignada dijo...

Jajajaja

Yo no paro de llenar hojas con estrellitas. Lo que sí me pregunto seriamente es si esta chica respira, que a mí me da que no.