martes, 29 de marzo de 2011

Elegancia


8 comentarios:

Nana dijo...

Clase.
Distinción.
Saber estar.

Rudo Curtir dijo...

Efectivamente. No me importaría vestirme así algún día. Aunque claro, necesitaría una Morticia.

Monja Indignada dijo...

Necesitas un puro, también.

Rudo Curtir dijo...

Cierto es, pero eso es más fácil de conseguir que una chica que se preste a vestirse como la Señora Adams. Donde estás, cara mia!

Nana dijo...

Sí, y más hoy en día que son todas unas golfas impías y desesperadas por enseñar cacha antes que cubrirse pudorosamente de pies a cabeza como Dios y la Santa Biblia ordenan.

O sea, que la llevas clara.

Rudo Curtir dijo...

No sé, pero es como si el comentario de Nana y la Monja estuvieran intercambiados...

Nana, a ti no te importaría vestirte de Morticia y salir conmigo vestido de Gómez?

Nana dijo...

Es que últimamente estoy haciendo unos ejercicios espirituales con la ilustre guía de Sor Indignata, y mucho me temo que se nos están pegando cosas a la una de la otra y viceversa.

Por lo que respecta a tu pregunta, importarme no me importaría, pero tengo que volver a casa antes de las doce, que si no me empieza a salir pelo por todas partes.

Rudo Curtir dijo...

Oh, pues espero que te aporten muchas cosas interesantes para tu vida espiritual.

No te preocupes, yo te recogería y te dejaría en tu casa a tiempo. Soy muy caballeroso y puntual. Por eso no tengas cuidado. ¿Te apuntas?