domingo, 20 de febrero de 2011

De deporte

2 comentarios:

Nana dijo...

Jajajajajaja

Me encanta cómo le echas la culpa de todo a los demás. Ten cuidado, Dios te puede castigar interponiendo un estanque en tu camino.

Rudo Curtir dijo...

u_______u