domingo, 27 de febrero de 2011

Cucharillas que se derriten

 Uno de los trucos de Uri Geller tenía una explicación muy sencilla:



Las cucharillas son de Galio. Cuando se sumergen en agua caliente se funden. El Galio se pone en un molde y se enfría en la nevera tomando la forma que queramos. Su punto de fusión es muy bajo y por eso se derriten con tanta facilidad.


No todo es lo que parece, amigos.