sábado, 26 de febrero de 2011

Crecer

Crecer es luchar contra uno mismo (*).
Es preguntarse si tus axiomas son correctos y ser capaz de juzgarlos con honestidad.
Es observar el pasado para tener referencias en el futuro, pero
dándose cuenta que sólo existe el tiempo presente.
Es comprender que el pasado es estático y que torturarse no lo hará cambiar.

Crecer es entender que las personas no actúan para complacerte, 
y que tienen sus propios impulsos e intereses.
Aprender que el mundo no gira en torno a uno, 
aprender que somos un proyecto inacabado.

Crecer es entender las circunstancias,
no darse cabezazos contra la realidad y aceptar el entorno,
pero con la voluntad de mejorarlo empezando por nosotros mismos.

Crecer es no hundirse en nuestra autocomplacencia, desidia, o autocompasión,
sino mirar hacia delante con la cabeza erguida.

Crecer es entender qué significa amar. A uno mismo, y a los demás





...pero yo qué cojones sabré.



(*) Una vez le dije a alguien a quien quiero, "no luches contra ti mismo, lucha contigo (como aliado)". Sigo pensando así, pero el matiz es diferente en cada caso. El "luchar contra uno mismo" aquí significa luchar contra la inercia, contra esas fuerzas que no nos dejan cambiar (en apariencia) y que nos aprisionan en rutinas de pensamiento equivocado. "Luchar con uno mismo" es tener la voluntad de cambiar, aceptándose como uno es, pero con la disposición de ser capaz de acometer lo necesario para crecer y progresar como persona.

El lenguaje es limitado, y más para alguien como yo, que no soy diestro con él, pero quizá, lo paradójico del tema es que al final, hay que "Luchar con uno mismo contra uno mismo". Nosotros somos la base del cambio, y también el objeto del mismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta.....

Nana dijo...

...pero yo qué cojones sabré.

Pues te diré que ya sabes más que bastante gente.

Me gustan mucho tus posts reflexivos.

Lasa dijo...

Ciertamente todo. En comic de Conan el Bárbaro (si si, no es coña), leí algo que me marcó: "Si un hombre no está de acuerdo con su suerte, todo lo que ha de hacer es cambiarla".

Rudo Curtir dijo...

Nana, me alegra que te guste.

Lasa, yo creo que Conan era un gran filósofo. Aunque un poco bruto a veces :)