viernes, 17 de diciembre de 2010

Tentáculos

La entrada de ayer me recordó esto:



Como me gustaba (y gusta) ese juego. El día del tentáculo, de mis favoritos, junto con el resto de las grandes aventuras de LucasArts, era realmente entrañable:



Recuerdo cuando Varo (Relé) me lo había dejado, el vicio infinito que supuso en su momento. Y ese tentáculo púrpura, tan majo aún queriendo dominar el mundo.


Recuerdos infantiles entre columpios de los de antes.

6 comentarios:

Nana dijo...

Yo nunca tuve un hámster (pero quiero pensar que, de haberlo tenido tampoco se me habría ocurrido meterlo en el microondas a ver qué pasaba). Tuve un periquito un poco gilipollas que un día se acatarró y se murió. Hasta para morirse era tonto, el bicho aquél.

Rudo Curtir dijo...

Pobriño. Cogería la gripe aviar.

Caos dijo...

Mi hermana y yo metimos al gato en la lavadora. Naaaa... un minutito corto. Al hámster lo haciamos volar sobre una manta. Un dia fallamos como los bomberos, naaa un calambre y poco más. Un conejo que creimos que escapo. Y al tiempo apareció muerto en el agujero que hay detras del vater.

Y este juego es la puta caña. Mejor que monkey. De su era sólo es equiparable el

http://www.youtube.com/watch?v=WplLlp8WRak

Rudo Curtir dijo...

El Monkey Island (I y II) quizá me siga gustando más, al menos en el recuerdo. El Grim es posterior (del 98), y para mí aunque la historia me gusta mucho, ya no está a la altura de los anteriores en jugabilidad. El 3D en las aventuras gráficas nunca me ha acabado de convencer :/

Caos dijo...

¿Te llegaste a pasar el día del tentáculo sin guía?

Rudo Curtir dijo...

No. La usé cuando me quedé atascado, aunque luego ves la solución y es como "joder, soy imbécil" xD