jueves, 30 de septiembre de 2010

Ayer estaba leyendo esto: Una sola víctima nos conmueve más que miles.

Me gustó el artículo y su crítica al sensacionalismo. Por desgracia, poco después presencié una tragedia. No es aplicable la crítica en este caso, porque son personas que viven a mi alrededor, en mi mismo edificio, pero me hizo pensar igualmente.

No quiero darle vueltas porque me parece de mal gusto en estos momentos, solo dar el pésame a la familia.