martes, 6 de julio de 2010

Holdsworth y Synth-Axe

Allan Holdsworth es uno de mis guitarristas favoritos (¿cuantas entradas de mi blog empiezan así?). Pero es difícil de escuchar. Requiere cierto estado de ánimo, al menos para mí. Curiosamente, mucha gente cree que esto es debido a que toca cromáticamente y fuera de la escala continuamente. Aunque hasta cierto punto es cierto, ya que al final, todo es cromático (salvo la música microtonal), en realidad su modo de acercarse a la improvisación es diferente. Cuando Holdsworth comenzaba a buscar maneras diferentes de improvisar, su método consistía en mezclar escalas distintas e imbuirlas en una sola. Trabaja mucho las escalas hexatónicas  mezclando por ejemplo tríadas de diferentes acordes. Pero suena coherente, dentro de la extrañeza, porque todo está encajado dentro de una estructura. Lo cual no quita que a la hora de improvisar se salga fuera y cromatice, como todo hijo de vecino, sobre estructuras más tradicionales. De hecho, es increíble lo dentro que suena tocando por fuera, en base a su sentido rítmico sobre todo (en mi opinión). Si César lee esto me gustaría que opinara porque tiene más conocimiento de estos asuntos.

A su extraño vocabulario, hay que sumarle su búsqueda incansable de un sonido en la guitarra distinto del habitual, y es que en el fondo, siempre ha dicho que echa de menos la dinámica de los intrumentos de viento en la guitarra (con lo cual estoy de acuerdo). Por ello en los 80, apadrinó un instrumento muy curioso, mitad guitarra (en aspecto) y mitad sintetizador midi. El SynthAxe. Aunque ahora nos parecerá hortera y desfasado, en su momento fue la bomba, y la verdad que a mí me sigue llamando la atención. Mirad el principio de este documental, donde nos hace una pequeña demostración después de la chica del acento.



Aquí nos toca un tema en directo (es difícil encontrar estas cosas). Recordad que son los 80, no suena tan "mal" en perspectiva. Al final, es un dispositivo MIDI, es decir, son señales informáticas que luego se transforman en sonidos. Con un procesador actual podría sonar muchísimo mejor.


En cualquier caso, eran caros y no queda gente que los pueda arreglar, además de que no hay tantos por el mundo ahora mismo. Había leído que el propio Holdsworth había vendido el suyo hace tiempo, y es que, aunque es un músico magnífico, nunca ha tenido una economía familiar boyante.

 Un caballero con guitarra en vez de espada:

No hay comentarios: