viernes, 7 de mayo de 2010

La tierra del ojo ajeno

Un amigo mío está por Alemania. Hace unos días visitó Bélgica, y se encontró con este pueblo:



Me unchicken (despollo).

2 comentarios:

Nana Nicotina dijo...

Estoy segura de que en ese pueblo hay la menor tasa de hijos de puta por metro cuadrado del mundo.

Rudo Curtir dijo...

Deben de tener una buena conexión a Internet.