viernes, 8 de enero de 2010

Avatar, avatarlos a todos! (La Batalla de los Gangosos)

Ah, Martes y 13, que grandes humoristas, verdad?

No he visto Avatar, ni he visto tampoco Pocahontas, pero no veo (si es que soy el rey de la redundancia - y de la rebuznancia en ocasiones) motivos para hacerlo. Clickead en la foto para verla en grande si no la leéis bien. AVISO SPOILERS ( bueno, la verdad, no creo que la vayáis a ver por el argumento).

FIN SPOILERS (si se les puede llamar así)

Ahora siendo serios, si el único motivo de ir a verla, en mi caso por lo menos, son los efectos especiales, y el 3D y demás panojas, vale la pena? Me refiero a que el 3D moderno (olvidemos los 50) empieza a funcionar ahora, con lo cual no va a ser la película que mejor lo aproveche seguramente, aunque en honor a James Cameron, Terminator 2 sigue siendo desde mi punto de vista (claro), la película que mejor ha hecho uso de los efectos especiales por ordenador en la historia, porque encajan perfectamente en la trama, y no desvían la atención de la acción en curso.

Siguiendo ese razonamiento, quizá James Cameron ha creado algo que me impactaría y resultaría en una experiencia única que jamás olvidaría... peeeeero, viendo el hype que ha tenido, y que las críticas han sido menos favorables en general que The Dark Knight (otra obra maestra del hype, y película decente sin más en mi opinión - que soy un pureta sí, y porque no llevo gafas, que si no serían de pasta) por citar un ejemplo de película muy esperada, considero que si voy al cine a verla, saldré quizás impresionado por los efectos, pero muy probablemente decepcionado con la película en sí, como 9 de las 10 últimas veces que he ido.

Y ahora debería decir, quizás el problema sea mío, por crearme expectativas... pero no, el ejemplo más claro es Ángeles y Demonios, que fui pensando que iba a ser una mierda, y salí pensando que introducir mi cabeza en los urinarios, pagando 6 euros, me habría dejado una sensación semejante.

Nada más por hoy,

Abrazos (no muchos que estamos en crisis),

El Rudo

No hay comentarios: